8 de agosto de 2016

Fotocopia de mamá

Es cierto que los niños pequeños son esponjas y que copian conductas del resto de seres que los rodean, sean humanos o no.

Cachorro ha sido un bebé despierto, con 15 meses hablaba perfectamente y comenzó a caminar a los 10. Copiaba todo lo que hacíamos y se nos caía la baba admirándole. ¿Os suena? Los padres somos todos iguales.

La imitación continua hoy en día. Pobre de mi como se me ocurra decir que no quiero comer más, que encuentro la comida salada... él dejará de comer también, aunque le esté gustando. 

Pero con ésto ¿a dónde quiero llegar? 

Cachorro ya es un niño mayor, 6 años son muchos años,  ya no queda nada de mi bebé aunque sigo sorprendiéndome y aprendiendo de él.  

Cada vez despunta más su propia personalidad y se separa de mi. Pese a todo, sigue siendo una fotocopia de mamá. Y no me refiero a que nuestro color o número favoritos sean los mismos, o a que nos guste la misma comida, películas o música. No, aunque también.

Cachorro es igual de sensible que yo. Ambos lloramos ante escenas tristes, ya sean en la vida real o a través de una pantalla. Nos emocionamos al oír nuestra canción favorita o se nos ponen los pelos de punta viendo una obra de teatro.

Ambos somos muy imaginativos y tenemos ese punto de locura simpática. Qué niño no...

El miedo a la oscuridad, a monstruos en la noche o a que se plante un zombie en nuestra habitación y nos chupe el cerebro es algo repetitivo en la infancia de los dos. (valeee ésto está cogido con pinzas, pues son temores propios o típicos de la edad, pero ya que a su padre no le pasaba -es el valiente de la familia- y a mi sí... me lo apunto; además yo sigo corriendo por el pasillo en mitad de la noche para ir al baño)

Bailar mientras nadie nos ve. Mirarnos en el espejo y mantener conversaciones eternas. Inventarnos canciones. El sonido de nuestra risa. El gusto por estar acompañados. Dormir agarrando las sábanas...... ¿Aprendido o innato? no lo sé. 

Lo que sí sé es que mi pequeñajo se parece una barbaridad a mi y eso me hace inmensamente feliz pues, a fin de cuentas, yo no estoy tan mal ¿no?


Y vuestros hijos ¿a quién creéis que se parecen?


5 comentarios:

  1. Tienes mucha razón! Los peques se parecen mucho más de lo que pensamos a los padres..¡y una de las cosas más bonitas de tener hijos es verte reflejado en ellos mismos! Genial tu post:)

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razón! Los peques se parecen mucho más de lo que pensamos a los padres..¡y una de las cosas más bonitas de tener hijos es verte reflejado en ellos mismos! Genial tu post:)

    ResponderEliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...